HACIENDO HISTORIA ...

Según consta en el Libro de Actas de esta Asociación, el 15 de Agosto de 1984 tuvo lugar la primera junta de la "Peña Ciclista ARCO IRIS" de Chiva, curioso día, por la importancia de esa fecha en nuestra Villa, quizás pensaran que un nacimiento tan importante debería merecer tan relevante fecha, sea como fuere, mis mayores felicitaciones a todos los Fundadores. Lo cierto es que, como es lógico, anteriormente un grupo de amigos, aficionados a la bicicleta, empezó a salir de forma asidua por las carreteras de nuestra comarca... Poco a poco, el grupo crecía y la conexión entre ellos era más estrecha, como siempre, saltó la chispa y se fraguó la Peña, se le dio un sentido legalista y oficial a lo que ya era un hecho. Como principal impulsor, además de conocedor de este magnífico deporte, se encontraba D. JOSÉ MARTÍNEZ MOLINA, aficionado de pro, campeón de Valencia en categoría "amateur", retirado de la competición, pero con el gusanillo en sus venas, por lo tanto, nadie mejor que él para ejercer como "Presidente Fundador", cargo que magníficamente desempeñó durante 4 años, siempre secundado por una junta directiva ilusionada y activa. Antes de seguir con la historia, y como parte de la misma, quiero relatar la elección del nombre, tal y como me la contaron (como se puede deducir, yo entré en la Peña cuando ésta ya existía, y por lo tanto no soy fundador), pero a lo que íbamos...

Conoces infinidad de peñas y la mayoría tienen nombres de componentes de la bici: El Sillín, El Pedal, etc., o simplemente el nombre de la población a la que pertenecen, pero ésta no, la nuestra es "ARCO IRIS", nombre precioso muy acorde con la naturaleza (los aficionados a este deporte generalmente tenemos un sentimiento naturista y nos auto-proclamamos defensores de la misma). Pero los tiros no van por ahí... Como ya hemos contado, era un grupo de amigos con bicicletas, ¡Señor, qué bicicletas!, salvo honrosas excepciones (alguna BH, ORBEA, TORROT), la mayoría eran de rueda de carro, como decimos en nuestro argot, ¿y la ropa?, Pues ¿qué os cuento de la ropa?... No es que fuera mala, ni fea, pero cada cual se apañaba con lo que podía, y curiosamente cuando el grupo se hacía importante, cada uno era de un color, y entre ellos comenzaron a decir que parecían un arco iris, y así se fue quedando en el subconsciente. Hemos escuchado la serpiente multicolor, pero fue el arco y así quedó rubricado oficialmente; el primer "maillot" oficial fue amarillo con una franja de colores que simulaba este fenómeno atmosférico; el diseño del escudo (desconozco el autor) también lleva unas barras semicirculares que lo simulan. Bien, pues como conclusión, fue la ropa la que tuvo la culpa del nombre.

 

Siguiendo con la historia, durante esta primera etapa presidida por "Molina", se fundó, consolidó y se sentaron las bases de la asociación, se les empezó a reconocer y conocer, tarea nada fácil en un pueblo como Chiva, totalmente negado al deporte, inclusive al llamado rey. Se realizaron las primeras competiciones federadas, se diseñaron los libros de rutas y el número de socios comenzó a crecer.

 

Una vez terminada esta etapa, apareció en escena otro miembro fundador, que tomó el relevo en la presidencia, D. RICARDO TÉBAR ALARCÓN llegó con nuevos bríos e ideas, y comenzó una época de consolidación y esplendor (durante los siguientes años los miembros de la asociación alcanzaron la nada despreciable cifra de 65 socios), se realizaron carreras federadas, tanto en categoría Cadetes, como en Veteranos y Juveniles, donde se llega a tener un equipo propio, patrocinado por JAIME AZNAR, socio de la Peña y persona muy querida por mí. En resumen, son unos años buenos, llenos de actividad, ¡hasta vehículo propio llegamos a tener!, Pero como suele ocurrir, también se pasan crisis, y por circunstancias mil, entramos en una de ellas, nos hacemos cómodos, encontramos trabas en organismos oficiales, los gastos se disparan, ¿qué sé yo?... El caso es la crisis.

 

 

Ocho años más tarde se forma una junta directiva de circunstancias, que no resuelve el problema, y meses después, casi de forma impuesta, llega a la presidencia Dª MARISOL SILVESTRE PÉREZ, única mujer, socio y practicante de este deporte en la Peña (aún recuerdo el día que "Rubio" le hizo entrega de un diploma, que él mismo diseñó, como cicloturista al más alto nivel, después de haber ascendido el Alto de Marjana). Sufrimos la marcha de socios de Cheste, los cuales crearon su propia peña... Estamos en pleno periodo de reflexión y calma tensa, se decide realizar las reuniones informales, pero periódicas, una vez al mes cenamos juntos y pueden acudir la totalidad de los socios, sin necesidad de ser miembros de la directiva, se pretende devolver el interés por realizar cosas. Por último y ante ilusiones renovadas, llega al cargo de presidente, el pasado 6 de Octubre de 2000, D. JOSÉ LUÍS TÉBAR HERNÁNDEZ, (el hijo del que fuera también máximo directivo, Ricardo, citado anteriormente), joven con ilusión y sobre todo, ganas de hacer. Y en ello estamos, deseándole lo mejor, que también será lo mejor para nosotros. Parece mentira, pero ya han pasado dieciséis años, estamos entrando en el siglo XXI, llevamos máquinas casi perfectas, hemos conocido cantidad y calidad de aficionados, seguimos domingo a domingo, citándonos en el "Canario" de la plaza, en el pueblo ya no somos bichos raros ni locos, y hasta nos sentimos admirados por lo que hacemos, han colaborado y lo siguen haciendo, entidades y empresas de la zona; vaya nuestro agradecimiento para ellas, y para los miembros de nuestra peña han paseado nuestro escudo y nombre por un sinfín de cumbres de España.

 

Volver al inicio